diabetes1

Indiscutiblemente, la diabetes es una enfermedad que demanda mucho de quienes la portamos. Va desde el día a día, a cada instante, debido a muchos factores como la alimentación, el stress de vida, el manejo sicológico y emocional de si mismo muchas veces.

Lleva a conocerse a si mismo, tomar en la medida de lo posible, precauciones de alimentación, en caso de accidente, actitud ante toda situación de vida, positiva o negativa. Es una complejidad.

La renuncia a muchas cosas que muchas veces se desea, lleva a que uno mismo deba cambiar para cuidarse de si mismo, y a su vez dejar confianza, de quien-es estén alrededor de uno ante determinados momentos que uno no los pueda manejar.

Lo indudable, es que se debe confiar. En el diabetólogo, endocrinológo, nutricionista, como cualquier profesional que asista, en el camino. Esta enfermedad, a más de aceptarla y llevarla, hay que comprenderla, en todo momento, para no solo manejarla, llevarla, sino superarla en la medida de lo que Dios permite, a través de sus caminos, y humanamente aterrizado, por medio de la ciencia.

Lo más dificil, es no dejarse vencer, decaer, y mas bien, levantarse, porque cada uno es un caso distinto. Los avances de la ciencia, dan aliento a curas, pero el momento, se lo ve más adelante.

 

Anuncios