Inicio » Informática Educativa » Competencias educativas en el siglo 21

Competencias educativas en el siglo 21

COMPETENCIAS EDUCATIVAS DEL SIGLO 21

Los retos que se despertaron en la educación ante la Era del Conocimiento llevaron a la concepción de que el proceso educativo se centra en el aprendizaje del educando, y ya no en el hecho de transmitir conocimientos, además la visión social educativa de una educación para todos y el desarrollo de competencias para desarrollarse dentro de la sociedad, hacen que la educación hoy en día sea concebida de un modo diferente al siglo pasado.

Factores como la presencia de bachilleres en cualquier país, en el siglo pasado, con ausencia de capacidades y habilidades para aprender a aprender, menos aun, con competencias básicas para el trabajo, y aun más, la realidad de que la educación superior no estaba, y aun todavía en nuestras días, al alcance de los estudiantes, hicieron que la sociedad demande de una preparación innovadora cuyo perfil ya no sea derivado de la Era Industrial, sino más bien, disponer de servicios para los estudiantes y futuros trabajadores de una sociedad nueva, que hoy llamamos Era del Conocimiento, donde el capital está en el conocimiento y no en el dinero en sí.

La sicología, la pedagogía y la andragogía juegan un papel importante en el desarrollo e implementación de formación en competencias, ya que al coexistir diferentes paradigmas educativos como el conductismo, el humanista, el socio cultural, cognocitivismo, constructivismo, … , lleva a que se estudien a fondo a cada uno de ellos para así determinar el alcance y limitación de contextos para la formación en competencias, lo que lleva al surgimiento de nuevos paradigmas acordes a la  demanda del mundo actual.

Los cuatro pilares de la educación (UNESCO):  Aprender a conocer, aprender a hacer,  aprender a convivir y aprender a ser, que conllevan a aprender a indagar, aprender a aprender, aprender a estudiar y aprender a investigar, constituyen un fuerte sustento para la Formación Profesional Basada en Competencias, con una visión prospectiva de los siete saberes que propone Edgar Morín.

Ante este escenario, surge una nueva concepción educativa, sobretodo la universitaria, que si bien es verdad, debe estar apoyada de una educación secundaria que perfile a las competencias, sin embargo, la Universidad es determinante en la Formación Profesional de la ciudadanía, de ahí que la concepción de la formación permanente ya no es aislada, sino más bien todo lo contrario, es real para todos, en cualquiera de las profesiones del planeta.

ENFOQUE  HOLÍSTICO SISTÉMICO POR PROCESOS

Desde esta perspectiva lo que se busca es mantener un pensamiento Sistémico, y  no una visión fragmentaria de los procesos educativos, por lo que la visión holística sistémica, es un enfoque total del proceso educativo en todos sus niveles y campos de formación, para tener una mirada mejor, más natural y más simple.

El Enfoque Holístico es por tanto esencial en la praxis pedagógica y andragógica moderna, que se deriva del Constructivismo del Conocimiento, porque al hablarse de Sistema se propone una praxis de pedagogía y andragogía holística, que establece que los aprendizajes son un proceso de elaboración, que parten de una concepción global de la realidad integrando las distintas formas de aprendizaje.

Se establece por tanto, una relación dinámica entre los distintos procesos de enseñanza-aprendizaje en forma dialéctica y dinámica, integrando la interdisciplinariedad de manejo docente como la Sicología, Filosofía, Tecnología, Etnología, Sociología y otros, así como la interculturalidad como una relación existencial de los hechos vivenciales,  experiencias, costumbres y tradiciones representados en cada particularidad y contexto. En la misma línea de estudio encontramos que la estrategia es cíclica, es decir se va alimentando continuamente con sus propias teorizaciones de las prácticas, que en el docente representa  una permanente reflexión de la nueva visión de conocimientos teóricos, reformulándolos a los nuevos tiempos, haciendo útil lo que a la ciencia  le presenta con una acción innovadora, hacia el estudiante con esta acción cíclica considerando una  comprensión y explicación útil, operativa del conocimiento reflexionado desarrollando las capacidades propias que le inserte al nuevo sistema.

COMPETENCIAS DE FORMACIÓN PERSONAL

Como uno de los efectos de la globalización, la evolución de la tecnología, la concepción de una nueva Era en la historia de la Humanidad, las nuevas configuraciones empresariales y el impacto en las organizaciones del trabajo, crean un impacto cuyas tendencias demandan una nueva idea del trabajador en cualquiera de sus desempeños.

Asi tenemos, que la globalización se sustenta en la información y está en la educación, por lo que vale tener claro que el conocimiento es el soporte de la información, por lo que es la base de la economía y prosperidad. Si observamos cómo las olas tecnológicas son tan cortas, que la idea de evolución queda corta, y si hablamos de revolución es más bien una aproximación nada más, es claro  que la orientación de satisfacción de los clientes es imperecedera, por lo que las ventajas competitivas maximizan la satisfacción de necesidades del mundo consumidor, por lo que el acortamiento tecnológico de los productos se sustituye por la diferencia en el servicio, calidad, disponibilidad y accesibilidad.

La organización de la empresa se altera, a tal punto que se prioriza ocupación al de puesto de trabajo, y es ahí donde el nivel de conocimiento determina en base a las competencias necesarias que se requieren, el grado y nivel del trabajador.

La Formación Basada en Competencias parte del reconocimiento de los cambios, transformaciones y necesidades de la nueva sociedad, acercándose a la realidad del Desempeño Ocupacional requerido por los trabajadores, para mejorar la calidad y el desempeño, con una visión integradora, conocedora de su papel en la organización, capaz de aportar, con sentido de formación amplia donde sus conocimientos avancen y no queden en obsolescencia.

De aquí percibimos a la Competencia Laboral como una capacidad comprobada de realizar un trabajo de acuerdo a la ocupación encomendada, donde no bastan conocimientos y habilidades  sino “ir más allá”, sobrepasar la tarea, ir hasta las funciones y roles, para que el trabajador conozca los objetivos y lo que se espera de él.

Estas competencias las podemos resumir, desde distintas visiones, para lo cual en este caso, las citaremos en: Formación personal, intelectual y laboral.

DE FORMACIÓN PERSONAL

Es considerar al trabajador desde su individualidad, como un ser capaz de trabajar en equipo, mantener adecuadas relaciones interpersonales, tener un compromiso ético con sí mismo y la organización, tener un sentido claro de responsabilidad social, tener capacidad de autonomía y de desarrollo personal, y sobretodo tener valores de vida, que identifiquen a una persona idónea para la ocupación que se necesite y se desempeñe acorde a lo que se desea y más en un momento determinado.

Entre estas competencias podemos mencionar:

Autoestima: Es sentirse valioso (merecedor) y capaz (competente), que lleva a una convicción de si mismo, basado en la experiencia. El merecimiento de la persona se desarrolla con algunas fuentes como aprender a establecer y lograr objetivos personales significativos, aprender a resolver problemas de la vida, tener pruebas de “poder”, que se entiende como poder,  el  hacer cosas por propia iniciativa y ser el actor de vida, y no tener reacciones pasivas.

Una persona con una buena y alta autoestima, es indiscutiblemente una persona muy valiosa en momentos cotidianos y especiales en la vida laboral de la organización, por ser un ente que lleva y ayuda a seguir adelante.

Adaptación a nuevas situaciones: Es poder responder claramente a situaciones que rompen la cotidianidad, a lo establecido en el sistema, en los diferentes aspectos de una empresa, por lo que un trabajador no se debe autolimitar, no se detiene, sino que mas bien, encuentra la salida ante cualquier situación dada, y en consecuencia beneficia a la organización.

Compromiso ético: Es indiscutiblemente una de las cualidades muy difíciles hoy en día, debido a que la ética está en juego, en diferentes niveles de la organización y estratos sociales, en que la falta a los principios morales y éticos, están sobre la práctica ética y moral de las personas, en que la tentación, el egoísmo en si del ser humano, predomina, ocasionando esto resquebrajamientos para la organización, no sólo a nivel interno o particular, sino también hacia el exterior de la compañía, afectando la imagen empresarial y repercutiendo en negatividad hacia los clientes.

Comprensión sistémica: Es disponer de un entendimiento claro del funcionamiento de la organización, que comprende a más del conocimiento de políticas, normas, procedimientos y reglamentos internos, el ayudar a agilitar las cosas, colaborar en la mejora, sugerir con respeto y beneficio común lo que se hace necesario, pasando a no sólo entender y punto, sino a mejorar siempre.

Equilibrio entre trabajo y vida personal: La estabilidad entre el mundo profesional del trabajo en la organización y el mundo personal de vida, es hablar de una persona auténtica que es la misma en ambos mundos como en cualquier mundo, porque el dejarse afectar en cualquiera de ellos, en el grado que fuese, hace que la persona en un momento dado, sea más bien un ser condicionado, donde en  cualquier instante puede causar un perjuicio en cualquiera de estos mundos o en ambos.

Relaciones Humanas: El tener relaciones humanas adecuadas en el trabajo y fuera de él, como en el hogar y en las amistades cotidianas y casuales, hablan de un ser que sabe comportarse con un sentido sinérgico  con las personas, lo que significa que es un ser con sentido positivo en la vida, y que entiende con claridad que nadie es sólo, y que más bien todos contribuimos a llevar las cosas adelante, en cualquier ambiente y situación.

Cuidado con el medio ambiente: Es reconocer dónde vivimos, dónde estamos y cómo vivimos y cómo estamos, por lo que nuestro medio natural de vida, nuestro ecosistema de existencia necesita de cuidado no sólo para nuestros momentos actuales, sino para también para las generaciones futuras, que reciben nuestra herencia del cuidado de nuestro territorio donde existimos y por ende de nuestro planeta, para así mejorar las condiciones de vida del  ser  humano. Más aún en las épocas actuales que estamos viviendo lo que recibimos de las decisiones de las generaciones anteriores, es decir un planeta descuidado en su existir.

Compromiso con el medio socio cultural: En cualquier lugar donde nos encontremos en el mundo, el desarrollo socio cultural de los pueblos lleva un compromiso implícito de superación comunitaria para todos, y es este sentido de compromiso que relacionado con el de la organización, que hace que toda la comuna en el grado que fuese, hable de una comunidad o sociedad en común que tiene objetivos claros, y que más que nuestra organización sea partícipe, y sus miembros con mayor razón.

Capacidad de persuasión: Muchas veces se pueden presentar situaciones de malos entendimientos, de falta de claridad, de conflictos, dentro y fuera de la organización, donde las posturas no llevan a soluciones y peor aun a entendimientos de respuestas de solución, entonces hace que la necesidad de respuestas apropiadas se den con personas que desarrollen o despierten el don de la persuasión, que es aquel que hace que se establezcan los diálogos y acuerdos necesarios, aun sobre las diferencias que puedan darse, pero primero se ha establecido el beneficio ético común, y si se dá el de todos realmente, mejor para beneplácito absoluto.

Cultura corporativa: Esta es otra de las cualidades que en el mundo actual es difícil encontrar, debido a que en el mundo se ha desarrollado mucho la cultura egoística de vivir, cuyas consecuencias han sido hasta catastróficas para la humanidad, y  si lo trasladamos al sentido organizativo de una organización, es duro de superar.

Pero el mismo desarrollo del ser humano, que ha tenido y tiene claro que las individualidades como sentido de organización, son peligrosas para la organización, porque sin que necesariamente pase a ser simplemente beneficios particulares económicos, sociales, políticos,  o lo que fuere, los trabajos y esfuerzos aislados si son sobretodo egoísticos, no benefician a nadie. Los esfuerzos en común, con sentido sinérgico hacen que se crezca individual y colectivamente, beneficiando por ende a la organización entera.

Es verdad, no es fácil, pero también está demostrado que con el paso del tiempo, esto es grandioso y propio de seres humanos superiores, el sentido cultural corporativo, es  el que hace que cualquier organización sea cada vez más grande.

DE FORMACIÓN INTELECTUAL

Pensamiento estratégico: Es un recurso para conseguir lo que uno desea, es decir visualizar un futuro deseado en base a la construcción de un presente para alcanzarlo, siendo así el elemento esencial de cualquier gestión hoy en día. Siendo por tanto, un arte el poder ordenar conocimientos y recursos disponibles para superar las diferencias que se dan entre el plan y los resultados, para disponer de creatividad, plan y acción ejecutiva, lo que requiere de una capacidad de reflexión continua.

Esto es vital hoy en día, en un mundo donde el escenario es de cambio y transformación constante, creándose nuevas realidades, donde ya lo típico va desapareciendo en el trayecto de las cosas, lo que lleva a disponer de un pensamiento interactivo que desarrolla inteligencia y auto produce conocimientos para desarrollar alternativas viables para alcanzar los resultados.

Investigación social y de mercado: El sentido de validar y valorar opiniones de las personas, ayuda a mejorar un producto y hasta las condiciones de vida de un conglomerado, pues es así como se mejoran los productos, servicios y hasta sus políticas. Esto hace que se reenfoquen las ventas y el mercado. Es por esto que esta competencia es importante dentro de la organización, porque su colaboración y desarrollo en este sentido ayuda a determinar nuevos caminos de beneficio para todos en la organización.

Interpretación de símbolos: Es una competencia de argumentación e interpretación, que involucra desarrollar la memoria visual, el recuerdo y la interpretación original que se le debe dar a un símbolo. Hay situaciones que hacen referencia a realidades de vida, que está ligado a nuestra interpretación de la realidad, siendo ésta la que entra en nuestra mente en forma de símbolos, que en un momento dado nos puede determinar un estado de ánimo o una situación a la que hay que atender y quizás resolver, como también nos dan solución y/o calma.

Es decir, el cómo captamos la realidad, los hechos y los datos, es con el uso de nuestros sentidos, que los traducimos en símbolos y los interiorizamos mentalmente, de modo que un momento dado los hacemos conscientes. Al existir diferentes realidades de vida, un trabajador que esté claro en estas interpretaciones que pueden afectarle positiva o negativamente a sí mismo o a la organización, es hablar a las claras de un predisposición limpia, abierta para actuar y tomar decisiones en beneficio individual y colectivo.

Búsqueda de información: Es una las competencias claves de la modernidad. Pues, el tener la capacidad de reconocer qué recursos emplear para hallar determinados datos o información específica, significa conocer, y es más tener una continua formación mediática de uso de recursos, que en la actualidad hay diversos y variadas, y en ciertas situaciones hasta muy complejos. El objetivo final es encontrar lo que se necesita para tomar decisiones y dar soluciones.

DE FORMACIÓN LABORAL

Trabajo bajo presión: El ritmo del movimiento del mundo, ha llevado que el trabajo lleve sus propios movimientos, los cuales tienen como características el de disponer de resultados de inmediato, y hasta antes de pedirlos muchas veces, lo que ocasiona stress continuo de labores, donde la mente acelera in so facto, y el actuar es determinante. Para esto, hay que estar preparado mental, espiritual y emocionalmente para responder con la altura del caso.

Calidad en el servicio: Claro está, que el resultado deseado, no es ni como llegue ni como salga, se lo desea de calidad, es decir lo mejor posible. Por eso, es que hay que tener como trabajador un sentido de lo que es la calidad, qué significa como resultado, para la organización  y para sí mismo como trabajador, ya que si no le damos altura a nuestro resultado, estamos hablando de lo mismo de nuestro trabajo, y por ende afecta a nuestra organización. Por eso es que debemos distinguir entre la calidad de servicio y calidad de producto, pues muchas veces el producto se pierde por un mal servicio.

Entonces, tengamos claro que la diferencia entre las empresas se dan por medio del  servicio adecuado a los clientes, lo que ha llevado a que se creen estrategias y estudios especiales para ello, el desarrollo de las cualidades de empatía, comunicación y satisfacción de necesidades, que hacen que el cliente sea tratado como único.

Sentido de negociación: La comunicación como sentido para alcanzar acuerdos, es lo que se desea en un trabajador, que al ser claro, coherente y preciso en su palabra, hace que el destinatario sienta transparencia, de modo que al ser interpretado, se facilita un acuerdo.

Ante la dificultad que se puede dar al transmitir un mensaje, hace que se asuma una actitud de aproximación tanto de uno como de otro. El desarrollo de un diálogo creativo es fundamental, para que en base a una noción de divergencia, se cree una relación de motivación mixta, lo que despierta la cooperación y el esfuerzo, que llevan a una sinergia para resolver determinada situación.

Así, en la venta de servicios y/o productos, la capacidad de reconocer el potencial de una venta es vital para llegar ha establecerla y alcanzarla, de modo que el cliente ya sea que tiene dudas o complicaciones, o se encuentre motivado halle ya no sólo una alternativa, sino más bien la solución a la satisfacción de sus necesidades.

Trabajo interdisciplinario: La existencia de un grupo desde el inicio, es clara y notoria en una organización, pues nadie puede hacer todo solo, ni la organización es una sola persona, y si hablamos de capacidades individuales en un trabajador, pues las capacidades interdisciplinares son fundamentales cada vez más, para desarrollarse adecuadamente en una ocupación, donde los conocimientos horizontales son cada vez más. Este sentido de trabajo individual y colectivo debe tener toda persona en un trabajo.

Gestión del talento humano: Este es un enfoque estratégico en el mundo de hoy. Pues, considerando: La globalización, el permanente cambio de contexto y la valoración del conocimiento,  debemos entender que cada persona es un conjunto de variables que hay que considerar dentro de la organización, y que ésta es un conjunto de personas y que constituyen el elemento básico, lo que demanda y requiere que el Talento Humano sea administrado.

Entonces, la gestión no se basa en la tecnología y la información, sino en la gente en la que ella participa, por tanto la Gestión de Competencias (GC) del personal es la herramienta que profundiza en el desarrollo e involucramiento del Capital Humano, pasando la GC a ser un canal continuo de comunicación entre trabajadores y empresa, por tanto hablamos de Formación Permanente, donde la compañía se involucra apoyando, respaldando, estimulando y ofreciendo un desarrollo personal apropiado de cada trabajador en beneficio de la organización.

CONCLUSIONES

Los centros educativos son instituciones de servicio social que surgieron para dar respuesta a las necesidades concretas de la sociedad, siendo por tanto el “dispositivo” para la distribución del conocimiento “socialmente válido”, iniciándose con los principios racionales de la ciencia, pasando por las concepciones de cómo se entiende la enseñanza, el aprendizaje, el maestro y su rol, lo que llevó a que se conciba al alumno como un objeto de enseñanza, pasando a lo que hoy en día definimos como el sujeto de aprendizaje.

Esto llevó a reconocer que en los centros educativos circula un “conocimiento no válido”, que hasta el momento se sigue batallando para que se dé nacimiento a un “conocimiento válido” para los estudiantes, lo que necesita realmente la sociedad, de acuerdo a su ritmo de crecimiento en el mundo, lo que en la actualidad necesite la sociedad local o nacional, dentro del mundo globalizado de hoy.

Es así, que ahora se reconoce la necesidad de un sistema educativo para la Sociedad del Conocimiento, la del tercer milenio, en donde el tipo de conocimiento es el motor del desarrollo económico y social de una sociedad. Pues, la Modernidad tumbó a la Razón Ilustrada, dando lugar a un protagonismo humano, en el que la producción del conocimiento no es una cosa y la ética es otra.

El desafío educativo está en cómo llega el conocimiento equitativamente para todos, qué características tendrá este conocimiento para que sea “socialmente válido” para hacer posible “el aprendizaje a lo largo de la vida” de la persona, de ahí que se hable de reinventar un modelo educativo en donde conlleve los desempeños que se buscan y organizan entre aprendizaje y conocimiento para distribuirlos con la profundidad necesaria y adecuada, y es aquí donde hablamos de competencias, que es diferente a logros y entornos de aprendizaje.

Esto a llevado a que las Ciencias de la Complejidad instauren una nueva forma de racionalidad, distintas a las conocidas. Esta redefinición  de modelo de conocimiento es básico para comprender nuevos paradigmas educativos, que no se centran en la formación del pensamiento sino en el compromiso de la formación de competencias en un estudiante, donde se integran el saber con el hacer.

Estas competencias educativas pasan a ser desempeños de pensamiento complejo, en el que la mayoría coincide en el diagnóstico, pero no en las soluciones. Lo que mencionamos en el presente documento, es una visión de las competencias que todo educando  y futuro trabajador en su momento y en el grado necesario debe disponer en su ocupación y desarrollo de servicios, donde los enfoques que queramos situarlos o mezclarlos pasan por el conductual, funcionalista, constructivista y complejo, donde cada uno tiene descripción y perspectiva propia, donde el pensamiento tecnológico es la expresión del pensamiento en competencias de acción, donde se demandan destrezas en el uso del conocimiento teórico.

About these ads

1 Comentario

  1. [...] Competencias educativas en el siglo 21 julio, 2010 3 [...]

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 744 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: